Carta a Pedro Toledo

Con motivo del fallecimiento en el día de ayer del ciudadano Pedro Toledo Dávila, rescato del baúl de los recuerdos una carta que le envíe en el año 2001, cuando se luchaba día a día para sacar la Marina de Guerra de los EE.UU. de la isla de Vieques. Esos años los pasé en la ciudad de Chicago, por suerte allá se luchaba y se lucha mucho por nuestras causas justas, así que a pesar de mi tristeza por no estar en Vieques pude hacer mi parte desde allá.

Esta carta se la envié por correo a su oficina, nunca sabré si la leyó. Comoquiera la comparto. Refleja quien fui y soy.

11 de agosto de 2001

Sr. Pedro Toledo

Superintendente de la Policía de Puerto Rico

Hola Sr. Toledo,

aquí le escribe un humilde puertorriqueño, que al igual que la inmensa mayoría de nuestros compatriotas, quiere que Vieques vuelva a ser un pueblo en donde la gente pueda vivir en paz. El propósito de esta carta es para pedirle a usted, y al cuerpo que usted dirige, que paren ya de ser defensores de la Marina. En este momento histórico, en que el pueblo completo está unido, resulta muy triste que la Policía no sea parte de esa unión. Y déjeme hablarle de cosas tristes. Es triste cuando un hermano se pelea con otro hermano, o sea, cuando un policía maltrata a un activista, el cual no representa peligro alguno salvo el que si el policía no actúa de esa manera usted le quita el pan de su mesa. Eso es triste. Es triste porque ese policía no quiere, ni debe, estar allí. Ese policía, también quiere, que haya paz en Vieques, y se siente mal al tener que atropellar a alguien que lucha por el más sencillo y grandioso ideal. Eso es un dolor en el alma muy fuerte, eso es bien triste. Es triste que sus muchachos estén trabajando turnos de más, que tengan que ser esclavos de la Marina.

Nada de esto es necesario. Si estamos unidos en un mismo reclamo, ¿porqué esta contradicción? Yo a usted lo he admirado unas veces, otras veces no, por eso apelo a su sensibilidad para que salgamos adelante. Nunca me olvido de verlo a usted, en aquellos primeros meses, vistiendo una gorra con el mensaje de Paz para Vieques, ni cuando su brazo se movía, ordenando la retirada de sus muchachos de la avenida Baldorioty, en aquel verano esperanzador.

Apelo a usted para que la Policía se solidarice en acción  con este reclamo de todos, que no lo entorpezca. Para que la Policía coopere con el Pueblo, no en contra de él. Para que la Policía de Puerto Rico proteja al Pueblo de Puerto Rico.

Esta es mi petición, si usted la considera le hará un favor inmenso a nuestro país, y el final que todos queremos vendrá muy pronto.

Sinceramente,

William O. Torres Cordero

Anuncios

About William

Haciendo música y corriendo bici en Puerto Rico.
Esta entrada fue publicada en Latinoamérica, Puerto Rico y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Carta a Pedro Toledo

  1. Florimar dice:

    Estupendo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s